martes, 30 de diciembre de 2008

El Mundo segun los asturianos

Si hace días apuntaba (también con ironía) actitudes y comportamientos que definen a ciertos turistas en Asturias, ahora toca la visión que tienen los asturianos de El Mundo, en sus viajes por el idem. Comportamientos que lo delatan cuando hace turismo allende los límites administrativos de la región.

Alguien definió Asturias como "una pequeña región, donde la gente se cree muy grande" (lamento no recordar al autor de tan acertada afirmación). Como presentación de este rincón y sus gentes, puede valer(doy fe) a quien desee una aproximación. Por extensión, el destino turístico Asturias, es para l@s asturian@s: El Destino (algo inevitable). Sin embargo, en terminos absolutos, se trata de "un gran destino, para un turismo minúsculo".

Supongo que es algo común a otras identidades (¿o no?). Antes "papá Estado" daba trabajo para mantener la paz social, ahora "El Gobiernín" gestiona puestinos y perres, a pesar de lo cual el objetivo gubernamental no ha variado. Es tal la identificación, que por asimilación se igualan los términos: Asturias=Principado=Gobierno autonómico=Administración. Para un asturiano son sinónimos de "El Principado": territorio, comunidad autónoma, ayuntamiento, consejerías... Esto le hace muy difícil separar el concepto "gobierno" incluso cuando está de vacaciones en otros países como Lituania, Italia, Venezuela o la República Democrática del Congo .

La sidra no es folklore ni tipismo, es: LA bebida El resto son alternativas bohemias: vino crianza, cava, sake, vermut solera, vodka, limonada, horchata... Hasta hace poco, el agua embotellada era una bebida absurda, capricho de snobs y ricos, en una tierra de lluvia, fuentes, manantiales, ríos y riegas.

El centro del planeta está en la mesa del presidente del Principado (léase Gobierno del Principado de Asturias) que a modo de Rey Sol, hace que todo el universo asturiano gire a su alrededor. El grado de atención a las personas, animales y cosas, depende de su distancia respecto a este epicentro (amigos y consejeros). No es por ello de extrañar que no muestre demasiado interés por dirigentes de otros países que visita en vacaciones.

Siendo anticlerical y republicana por antonomasia, asume con naturalidad sus contradicciones: La Virgen de Covadonga ("Reina de nuestra montaña, que tiene por trono la cuna de España"), la única bandera autonómica que porta como símbolo la cruz, y el término "Principado" sustituye en las conversaciones a Asturias. Siguiendo este contradictorio comportamiento, no disimulará su incredulidad ante las apariciones de Lourdes o Fátima, ni una sonrisa burlona por el lema "In God we trust". Y tal vez por ello tampoco hay complejos en asumir un himno, el "Asturias patria querida", con una letra de amoríos y añoranzas, tan emotivo, respetado y arraigados como "La Marsellesa" o "God Save the Queen", y con una capacidad infinita para reinventarse (¿sentiste el enlace?).

Nuestra joven pareja Pelayo y Covadonga (antropónimos frecuentes en la Asturias de 2008) de vacaciones por el Viejo Continente, se sorprenderá ante los nombres de sus vecinos europeos: Wolfgang, Philippe, Patrick, Joao, Juhani, Panagiotis... simpáticos ¿verdad?

Como los chinos, se adapta lo que se aprende por el mundo. Eso sí con la singularidad de llegar a convertirlo en algo obsoleto, desdeñable o incomprensible. Si no, ¿porqué iba yo a hablarles de turismo ferroviario, ornitológico, religioso, micoturismo... para este destino? ¿qué notoriedad puede aportarnos el disponer de más de 20 museos etnográficos?

Eso de que hemos llegado a todos lo rincones del mundo, que somos un pueblo de emigrantes, que faltan oportunidades para los jóvenes, que si la reconversión, que no se despega por la dependencia de Madrid y políticos ineptos... es sólo una leyenda urbana creada por la oposición (da igual quien esté en el poder). La verdad es que Argentina, Florida, Suiza, Bélgica, Madrid, Barcelona... están llenos de turistas asturianos con pocas ganas de volver a casa, que pueden permitirse estas largas estancias gracias a la excelente gestión de los políticos asturianos.

La bizarría tampoco tiene complejos. Muestra de ello es: una pegatina de la bandera asturiana en el coche, la otra pegatina "Con fabes y sidra, non fai falta gasolina", la melodía del himno en el móvil... y para espantar cualquier pudor, el humor de Terapia de Grupo.

A pesar de adoptar una permanente postura crítica y socarrona en Asturias, cuando sale fuera la "morriña" puede impedirle hacer turismo y disfrutar del Mundo, por lo que suele buscar similitudes con su pequeño mundo. Así, es capaz de comparar un hot dog en Wall Street con un bollo preñáo en el Mercadón de Grado, la fabada con beans, la sidra con la txagorri... Y en gastronomía nada de contemplaciones, la norma es: mejor que sobre que no que falte. El minimalismo está bien para el mundo de la decoración, pero a la hora de comer, tonterías las justas. Por algo dispone en su idioma de palabras específicas como fartura, llambión, prestar, naguar... cuyo matices no asimila en otros idiomas.

Y puestos a hacer turismo por qué volar con cualquier compañía aérea. Mejor crear una compañía asturiana (aunque dure 5 meses) o atraer a las low cost (que permanecerán lo que tarden en fundir la subvención). Si Asturias siempre ha sido una región incomunicada, no se notarán las deficiencias (a no ser que vengas de fuera).

Los países y regiones de otros lugares del planeta son difíciles de recordar y ubicar, frente a la clara geografía de los 78 concejos (no municipios) asturianos.

El sol y la luminosidad que inunda las pupilas al viajar a otras latitudes del planeta, ofreciendo matices, tonos y colores asombrosos... dan un reflejo incómodo y calor. Y por muchas playas que haya, no son lugar para estar sino es para darse un rápido chapuzón, que el agua está fría y levanta la brisa frescuca.


Marcho que voy "a la capital". Acaban de localizarme la pegatina "Yo conduzco, Ella me guía" y con esto de la fiestas, paisanos que vuelven de vacaciones y el tráfico, no quiero mancarme.

salu2

1 comentario:

javierviabarcelonis dijo...

Me ha encantado tu post! En hora buena por el contenido y la calidad de tu blog.
Un saludo,

Javier