jueves, 4 de diciembre de 2008

Cajón de-sastre para microturismos

Cuando escribo acerca de algún tema, primero tomo datos (fundamentalmente libros e internet) y a continuación lo contrasto y completo con el trabajo de campo, buscando si es necesario la entrevista personal.
Este inicio de perogruyo, viene a cuento de que los canales internet y tv, ávidos de contenidos, vuelcan reportajes tomados de la red en ocasiones desarrollados de un modo errático o sin contrastar, desde una lejana silla giratoria. El resultado es información desfasada, parcial o errónea en los artículos y datos facilitados. El la otra punta están los datos oficiales actualizados del qué bonito es, qué bien lo hacemos... y adjetivos brillantes (hermoso, extraordinario, fantástico, emocionante...)

Sí ya sé que es sólo un ejemplo (aunque frecuente), pero la información que ofrecen la web babyviajes "Vacaciones en Asturias para niñ@s", hecha desde Pernanbuco y sin tomar tierra en el destino glosado, es un ejemplo más de lo que ha sido internet 1.0.
En esta dinámica, pero actualizada y centrándose en proponer actividades, está "Jugando en Asturias" de infoasturias (web oficial del turismo asturiano).
Por otra parte toprural da cancha para el intercambio de opiniones entre usuarios, algo que sí se acerca a la tendencia 2.0. Y que para el caso de trivago o minube ha quedado totalmente integrada por esta filosofía, la de dar al cliente el poder de aportar su visión en variedad de formatos y canales. Lástima que cuando se trata de "microturismo" (destinos o segmentos) nos falte información a pie de calle.

Cada vez más nos fiaremos de: varias fuentes (+ actualización), buenos profesionales y quien lo cuente en primera persona. Mientras tanto ¡a buscar buenos proveedores de información!