miércoles, 10 de diciembre de 2008

Viajando con mascotas


Cada vez son más las personas que conviven con una mascota y comparten su tiempo con ella. Sin entrar a las razones de una decisión tomada con responsabilidad, pocos dudamos de que se trata de un gesto de cariño que establece desconocidos e intensos lazos afectivos. Y si bien el abanico de mascotas es muy amplio (aves, peces, reptiles, roedores…) por animal de compañía me referiré ahora a perros y gatos.

Tanto en el día a día, como cuando compartimos tiempo de ocio y viajes acompañados con nuestra mascota por Asturias, resulta de interés conocer ciertas indicaciones. Viajar así, ha de ser una experiencia grata para todos (propietarios, mascotas y resto de ciudadanos) con independencia de la motivación, destino o duración de estas vacaciones compartidas.

En nuestra condición de propietari@ podemos facilitar la buena acogida durante paseos y viajes si asumimos 2 reflexiones fundamentales:
1. Las normas que nos guiarán serán la seguridad, higiene (limpieza y recogida de excrementos) y buena convivencia en los lugares e instalaciones que visitemos.
2. La educación y comportamiento del animal proyectan hacia los demás la imagen de todo un colectivo. Cada persona con mascota representa a los demás, su comportamiento es decisivo para desbaratar prejuicios y buscar simpatías.

EL VIAJE

En la planificación de una escapada se tendremos en cuenta la condición del animal (salud, edad, raza…) y el tipo de vacaciones (transporte, destino, duración…). Para afrontar el viaje con garantías, es recomendable comentárselo al veterinario con antelación y observarlo los días previos.
Animales delicados o cachorros, no son los mejores compañeros para viajar cuando se alteran sus hábitos y/o se dan situaciones de estrés. Lo mejor sería buscar alternativas a una situación que probablemente no disfrute nadie, bien sea en una residencia de animales, con familiares o amigos.
Las principales preocupaciones: salud y seguridad de la mascota, quedarán cubiertas si cumplimos correctamente con 2 medidas obligatorias: “Pasaporte de animales de compañía/Cartilla sanitaria” y “Chip de identificación”.

Independientemente del medio, en función del destino hay que tener presente:
*Si viajamos más allá de Asturias con un perro hay que evitar la filiariosis y lehismaniosis (un adecuado collar contra mosquitos es suficiente protección). Y por supuesto tener al día la documentación veterinaria (con antirrábica).
*Para viajes al extranjero lo mejor es consultar los requisitos que nuestro destino, y países de transito, nos impondrán (vacunas y/o cuarentena, certificados…).

AUTOMÓVIL
*Se recomienda que esté en ayunas durante las 6 h. previas a un largo viaje, y si fuera necesario darle un calmante.
*Iniciar el viaje con la certeza de que el animal ha hecho las deposiciones y lleva su equipaje: comida, agua, correa,collar, bozal, trasportín, medicación, documentación…
*Parar cada cierto tiempo a descansar y sacarlo atado a dar una vuelta.
*Por la seguridad de todos (despista nuestra conducción) cumpla la normativa de tráfico: no llevar al animal suelto. Utilizar un trasportín/bolsa o dotarse de un sistema de retención eficaz (redes, barras o arnés) y evitar colocarlo en un maletero cerrado.
*Impedir que viaje con la cabeza asomada por la ventanilla, puede provocar un accidente, golpearse si frenamos u originarle alguna lesión.
*Nunca dejarlo solo en el interior del coche a no ser que sea por poco tiempo y el día sea fresco (dejar abierta parte de la ventanilla).

AUTOCAR
ALSA (985 969692) permite el transporte de un animal, notificando con antelación, enjaulado en la bodega y abonando un 50% de la tarifa.
Por otra parte ningún autobús urbano permite acceder con animales de compañía, excepción hecha de los lazarillo.

TAXI
Es potestad del taxista su admisión o no, por ello lo mejor es indicarlo al reservar el servicio. No obstante, el aumento de mascotas y la corrección de los dueños, hace crecer el número de taxis que los admiten.

AVIÓN
Para llegar o partir de Asturias en avión (985 127500) debemos confirmar las condiciones que cada compañía impone. Como norma general la IATA regula su admisión, con la documentación en regla:
-Si el animal (con su bolsa) pesa menos de 6 kg. podrá viajar con él como equipaje de mano, en una bolsa. Aún así es imprescindible notificarlo al formalizar la reserva.
-Con más de 6 kg. viajará en la bodega. Aquí los cuidados son mayores: entregarlo con la antelación que la compañía exija (mínimo 3h.), preguntar por la toxicidad de la carga, emplear un vuelo directo, darle agua antes de subir, llevar su propio trasportín...

TREN
Como norma general llevaremos la documentación veterinaria, collar, correa, bozal y kit de limpieza.
*RENFE (985 981441). Su criterio depende del servicio:
-Regionales y Grandes Líneas: sólo si no se oponen otros viajeros, para animales (perros, gatos y pájaros) que pesen menos de 6 kg. dentro en un trasportín o jaula (60x35x35 cm. máximo), y abonando el 50 % de la tarifa.
-Cercanías: para estos animales (pero sin límite de peso), se permite uno por pasajero, no precisa jaula pero los perros irán provistos de bozal y correa, siendo el servicio gratuito.
*FEVE (985 297656). Permite un animal por pasajero en jaula/trasportín (pájaros y gatos) o con bozal y correa (perros), siendo la tarifa mínima en 2008 de 2,4 euros.