lunes, 2 de febrero de 2009

Albergue en el Camino de Santiago (Avilés)


Las fotos y grandes cifras de promoción están muy bien, el gobierno autonómico y ayuntamientos se afanan por capitalizar un recursos turístico tan singular, reconocible e internacional como el Camino de Santiago. Y se han hecho avances, pero cuando se trata de confirmar apoyos o ver resultados "a pie de cañón"... el panorama resulta a veces desalentador.

El Camino de Santiago en Asturias cuenta con varias e interesantes alternativas dentro del denominado Camino Norte:
  • Camino Primitivo (7 jornadas) desde Oviedo hasta Santiago por Fonsagrada (y su conexión León-Oviedo, "Camino del Salvador").
  • Camino de la Costa (unas 12 etapas), viene desde Europa y Vizcaya, por la costa hacia Galicia
El Camino de Santiago de la Costa asturiana padece aún una deficitaria señalización, resulta inaudita la ausencia de albergue en Gijón o las condiciones espartaaanas de casi todas las instalaciones (26), por no hablar de los paupérrimos medios de las asociaciones y hospitaleros. Mientras, las asociaciones jacobeas aportan una actividad de "bajo perfil" (incluso en zonas turísticas como Llanes o Ribadesella), tal vez Oviedo cuente con el colectivo más activo y eficiente, al que siguen Tineo, Avilés, Luarca... (seguro que ya me he ganado más amigos). Prejuzgar la baja consideración económica de este "turismo marginal" tal vez haya tenido que ver en la dejadez por parte de administración y empresarios turístico.

En el occidente asturiano el panorama no mejora, pero mis raíces avilesinas me llevan a poner el dedo sobre el comportamiento del ayuntamiento de Avilés acerca del sostenimiento del albergue "Pedro Pidal", gestionado por la asociación jacobea comarcal. Este albergue, bien situado a la entrada de la villa por el que han pasado en 2008 unos 4.000 peregrinos, tiene el patio ocupado por materiales de obra y vehículos municipales, apenas dispone de mobiliario, ni reformas, sin folletos propios, con una web obsoleta, sin extintores, con opiniones en la red que salvan al hospitalero (el incombustible José Mª Clero) pero no a las instalaciones...

Mientras tanto al concejal-a de turno (cultura-turismo) le tocará asistir a reuniones y foros culturales, planificar la promoción turística, loar el equipamiento jacobeo de la ciudad... ¿Sabe del estado y necesidades de su albergue de peregrinos? ¿Se merecen los próximos 4.000 peregrinos una acogida propia del siglo XIX? ¿Conoce la fecha del próximo "Año Jacobeo"?

No hay comentarios: