jueves, 5 de febrero de 2009

El turismo por las nubes...


2009  Año internacional de astronomía. En turismo, como en la vida, cualquier excusa puede guiarnos hacia nuevas experiencias y caminos. Proponemos todas aquellas oportunidades que nos acercan a las estrellas, en lo que podríamos llamar turismo aéreo (por lo de volar y observar en el cielo).


Pisando la tierra, a cota 0:
La novedad de acercarnos a contemplar los aviones a escala y sus acrobacias, por aficionados al aeromodelismo (planeador o RC). Es Asturias no está desarrollado, pero los fines de semana es posible contemplar vuelos de los grupos más activos (Vuela Llanera, El Ferre, Planeador y Alastur) en San Cucao-Llanera, Viesques-Gijón y Santiago Ambás-Carreño, respectivamente.

A tamaño real e invitándonos, se cuenta hoy con 2 aeródromos:
La Morgal (Llanera) y Arnao (Tapia de Casariego), donde es posible vivir la experiencia aérea, ya en ultraligero, avioneta o helicóptero. Otras pistas de aviación asturianas, vestigios de la contienda civil, se han transformado en campo de golf (La Cuesta-Llanes), cimentado hospitales (Jarrio-Coaña) o aún son reconocibles sobre el terreno (El Valle-Carreño).

El "bautismo aéreo" está al alcance de quien lo desee (y por menos de lo que piensa) gracias a las propuestas de algunos clubes pertenecientes a la Fed. de deportes aéreos de Asturias, sólo nos queda decidir al especialidad: parapente, ultraligero... Para otr@s la oportunidad será volar en helicóptero con las 2 propuestas existentes: heliastur y heliworks.

Por otra parte el conocido Aeropuerto de Asturias (que está a 45 km. de Oviedo a pesar de su código -OVD-), aeropuerto de Ranón-Castrillón para ser justos, es gestionado por AENA y centraliza todos los servicios aéreos comerciales de la región.

Volver a los orígenes de la aviación, nada como el vuelo en globo de aire caliente, posibilidad que se ofrece a los apasionados por las emociones singulares (¡bienvenido a estas líneas!). No así la posibilidad del paracaidismo.

También nos harán fijar la mirada y los pies por encima del suelo: volar cometas y practicar kitesurf o parakart, que suelen emplear playas amplias y ventosas (Penarronda, Xagó, Espasa...).


Para más allá de la estratosfera, aunque con los pies en la tierra, está la posibilidad que brinda el Sociedad Astronómica Omega (985096630-607406260) en el Observatorio Astronómico "Monte Deva" (Gijón).

Otros aficionados preferirán zonas alejadas sin contaminación lumínica, donde realizar "plantadas" de telescopios en noches despejadas o para eventos "estelares".
Entre las citas y acontecimientos para 2009, nada como seguir las actividades de asociaciones como "Aula de astronomía" en prensa regional (contraportada de "La Nueva España") o su web. Aunque el refuerzo de instituciones como la Sociedad Española de Astronomía no viene mal.

Visto la escasez de oportunidades para adentrarnos o compartir la afición por la astronomía, posee especial mérito el de los apartamentos L'Observatoriu (Valdés), que dispone de observatorio y oferta esta actividad desde su apertura.

Si no te resignas a vivir con los pies en la tierra, ¡esto es lo que hay!