jueves, 2 de julio de 2009

Guía de turismo local, aquí y ahora


Tengo mi propia visión del proceso de regulación laboral de l@s guías de turismo en Asturias. Y aún así, por eso de verlo desde dentro, abrirme oportunidades profesionales y porque "nunca se sabe", participo en las pruebas para la habilitación de guías de turismo puesto en marcha esta primavera por la Consejería de Cultura y Turismo.
El resultado es aún hoy una incognita (tengo pendiente el último examen), por ello voy a opinar ahora, antes de parecer resentido o despechado ;o(

Se diseñaron varias pruebas entorno a un temario, en 3 fases eliminatorias: test, entrevista e idioma. Sólo quien supere todas las pruebas será habilitado en Asturias y por tanto capacitado+autorizado legalmente para trabajar de guía local.

Un total de 225 candidatos (técnicos de FP3 en ICT-AV, TEAT, diplomad@s y licenciad@s) se presentaron a la 1ª prueba, un test de 40 preguntas sobre un vasto temario. Como resultado, pasaron menos del 50% de los examinad@s.
A continuación una 2ª prueba, entrevista ficticia* en la que preguntan (sin sorteo) sobre casi cualquier cosa: paisajes protegidos, prerrománico, quesu afuega'l pitu, programa de estancia en una comarca para un grupo dado, faros del litoral, obras y autores del Museo de Bellas Artes, Fuentes del Narcea, ruta por Avilés, vaqueiros de alzada, fiestas... *Cualquiera prepararía una visita/servicio los días previos, reforzándolo con sus habilidades de comunicación (no como un busto parlante). Resultado, entorno al 20 % de los presentados cae.
Y por último, prueba 3 idioma "obligatorio-elegido". Si el 90% de los servicios son en español, ¿a qué este plus? En fin, formato clásico, traducción directa e inversa (escrito) más entrevista (oral) con examinadora. El resultado... está por ver (a excepción de quienes tenían convalidación de idiomas, que ya disfrutan su carnet).


Al margen del resultado, realmente está por conocer la interpretación de la DGT acerca de esta nueva regulación y saber claramente las competencias de tal habilitación: ¿Requerirán ahora necesariamente de guía habilitado las rutas guiadas ofrecidas por ayuntamientos (oficinas de turismo -OT-), SRT (famtrip, prensa)... ¿Supone alguna ventaja objetiva, o será el mercado laboral quien ajuste y otro obstáculo para el empleo? ¿Hay planes para habilitaciones automáticas (como se hizo para 22 carnets) ahora para guías y guardas de DGCultura, empresas de actividades, animación...? ¿qué sistema vigilará la competencia frente a guías correo, receptivo y anteriores? ¿Será su inscripción en el Registro de Empresas y Actividades Turísticas, de facto, una bolsa de empleo que permita acotar el desempeño de competencias profesionales?


Por otra parte, aunque el propio tribunal habrá sacado sus conclusiones, el contacto con otros compañer@s y mi propia experiencia me aventuran a brindar algunas SUGERENCIAS a la organización para la próxima convocatoria.
  • De manera general: se agradecería definir algo más el temario (así planteado y visto el desarrollo, cabe todo), incluir las ramas de FP 3 hostelería y cocina (¿puede ser guía local un aparejador, pero no un cocinero o maitre?) y eliminar/reducir la tasa de inscripción de la prueba (25,35 euros).
  • Respecto a cada una de las diferentes fases: incluir la prueba de idioma sólo si se desea habilitar de otros idiomas (a parte del castellano), optar por un sistema tipo test permitiría clarificar la puntuación al tiempo que refuerza la igualdad de oportunidades, y mentar expresamente entre los idiomas optativos la lengua de signos.
  • La entrevista debería ser de pie (permite valorar la capacidad relacional y comunicación no verbal), según un caso práctico plausible (un programa, una ruta, un recurso turístico) y ofrecer un tiempo mínimo de reflexión/preparación (2'). La subjetividad del tribunal aquí, es muy amplia y dificulta posibles reclamaciones, al tiempo que resulta artificial para un caso real donde existirá una indudable anticipación y preparación previa.
  • En las preguntas del test no cabe lugar para la ambigüedad ni interpretación. Incluso pueden estar redactadas en otras lenguas (incorporando expresiones, gramática y vocabulario) y resolver así la fase de idioma. Y el baremo de penalización de respuesta errónea parece excesivo (-1), si bien facilita la labor del tribunal en fases posteriores por el "ahorro" de candidaturas.

Respecto a la utilidad... ¡está por ver! Desde mi punto de vista se viaja en dirección opuesta a los nuevos tiempos del turismo: ampliación de fronteras, estandarización de competencias profesionales, reconocimiento internacional, supresión de burocracia, liberalización de servicios, especialización ad hoc, nuevas formas de comunicación... Un tiempo de retos donde la calidad del servicio y su evaluación las marca el cliente protegido por una legislación clara.
Ahora sólo se ofrece un carnet para poder trabajar, que de no ser valorado y defendido por el conjunto del sector (administración, empresas y profesionales), tan sólo será eso, un papel. Lo que me recuerda con tristeza el también obligatorio carnet de "manipulador de alimentos", la desunión del sector, la excesiva tutela pública, el temor a opinar públicamente, la invisibilidad de iniciativas independientes... Y eso que como idealista pragmático, no pierdo la esperanza de que se vayan dando pasos firmes que dignifiquen la profesión de guía en Asturias.

... Voy a repasar otro rato mi francés, antes del examen de esta tarde. Porque como me decían de guaje: "¡Tanto nadar, pa morrir n'a orilla!"

No hay comentarios: