viernes, 24 de julio de 2009

Turismo en las entrañas de la tierra astur

Puede parecer difícil considerar las entrañas de la tierra un recurso turístico, sin embargo es una opción real que puede abordarse desde varias perspectivas: rupestre, geológica, industrial, deportiva... etnográfica incluso, para las cuevas donde los pastores curan el queso en Picos de Europa.

En Asturias, a pesar de una geología que favorece la abundancia de cuevas naturales, una antigua presencia humana y la clara asociación con la mina, poco se ha hecho en esta línea. El recién inaugurado Centro de visitantes de Sotama (Catabria) incorpora la interesante historia minera del Parque Nacional de Picos de Europa, y Valporquero (León) o El Soplao (Cantabria) son referencias geológicas en estas comunidades vecinas. Además, las cuevas de pastores, los refugios militares, túneles en las Vías verdes (Senda del Oso y San Tirso de Abres), grutas del litoral, el paisaje de las Covas d' Andía (El Franco) y la instalación de Las Termas romanas (Gijón), son tal vez el límite "conceptual" para considerar este "turismo subterráneo", sin aceptar un viaje en metro como tal.

Estas son (casi todas) las propuestas disponibles para iniciarse en ese misterioso territorio:

  • El interés rupestre de los yacimientos en cuevas, es gestionado por la Consejería de Cultura con personal que atiende magníficamente las abiertas al público: Tito Bustillo (985861120-Ribadesella), El Pindal (608175284-Ribadedeva), La Loja (985414008-Peñameller), El Buxu (985861120-Cangues), La Peña (985828056-Candamo) y puntualmente La Lluera (695686374-Las Caldas-Oviedo).
  • La razón geológica nos lleva a conocer aquellas acondicionadas que disponen de servicio abierto al público, sin más condición o equipo que interés y botas: La Cuevona (Ribadesella), Arbedales (Castrilllón) y Huerta (Teverga). Por no mencionar el paso por cortas grutas de ciertas playas.
  • Y para la motivación deportiva, vinculada a la espeleología y brranquismo, mejor recurrir a las actividades de clubes y empresas de turismo activo especializadas: grupo Polífemo, Montañas del Norte...
  • La historia minera e industrial facilitó durante la reconversión, recrear y tener al alcance de tod@s la visita a la mina-imagen del MUMI (Langero) y recientemente también la mina Carmina (985626000-San Martín de Oscos).
  • Incluso el incipiente turismo bélico aporta refugios y bunkers como otra razón para meterse bajo tierra. Me trae a la memoria mi bajada a un escondite de "fugaos" en la Bobia (Vilanova de Oscos) con la penumbra, los catres, el silencio, mi respiración...

No importa el motivo, penetrar en el reino de las sombras afina todos los sentidos. Constituye una vivencia que se graba en la memoria y parece contactar en nuestro subconsciente con el lejano pasado de la especie humana.