miércoles, 4 de noviembre de 2009

Turista outsider en Oviedo


Para cualquier persona que llega a Asturias la palabra "concejo" puede resultar tan extraña como por esta latitudes "pedanía". Pero superada la sorpresa inicial en la oficina de turismo correspondiente resulta fácil asimilar concejo por municipio. Ahora toca ubicar los 78 concejos en las 4 esquinas de la geografía asturiana, pero una rápida ayudita del boli que maneja el informador turístico, y asunto resuelto. Aunque la cosa se complica para lugares menos turísticos, concejos pequeñinos fuera de circuitos. Y si no prueba a preguntar donde queda Pesoz, Caravia, Illas, Ibias, Soto de Ribera, Illano...

Últimamente trabajo en una zona de Asturias, diminuta y poco conocida. Se trata de un par de concejos con una población de poco más de 4000 habitantes, tácitamente unidos a la minería de la Cuenca, con una rivalidad vecinal que raya lo absurdo, un territorio virginal por naturaleza y etnografía, situado apenas a 15 minutos de Oviedo... y que sin embargo padece una sangría demográfica que obligará a la juventud a decisiones audaces.

Dispone de referentes culturales y naturales para hacerse un hueco en el destino Asturias, en temáticas como turismo religioso, deportivo, naturaleza, etnográfico... Tiene las razones, le falta la determinación, la convicción, la pasión...

Quien busque pueblos genuinos, caras de sorpresa, carreteras estrechas y olvidadas, duros caminos que suben al puerto en vez de PRs... debería dedicar un tiempo en descubrir lugares no turísticos. Después de todo, empiezan a ser una codiciada presa para outsiders, visitantes que buscan caminos no trillados sin la "chuleta" de un exhaustivo folleto turístico.

¿Sabes ahora hacia dónde señalo?

No hay comentarios: