jueves, 20 de noviembre de 2008

Asturias para guiris, cazurros y madrileños


Vaya por delante que no existe ánimo de ofender a nadie. Y si hay alguien que lo dude, que no siga leyendo.

En un país turístico y ocioso como España, se han creado etiquetas para definir de un modo infantil (maldad incluida) a quienes vienen de más allá de los Pirineos al llegar el verano. Forasteros todos, aunque para "afinar" suelen emplearse "gentilicios" que en el imaginario asturiano se corresponden con:
  • Guiri = Turista extranjero, da igual su origen, aunque suele referirse a centroeuropeos y anglosajones, y no incluye a nuestros "paisanos" italianos o portugueses. También puede alcanzar a los españoles que no hablen castellano (con excepción hecha de nuestros primos galegos).
  • Madrileño = "Turijta", da igual la parte del centro de España del que venga. Aunque afinando, se corresponde con Madrid capital y alrededores.
  • Cazurro = Habitante de más allá del Puerto Pajares, hasta el difuso límite con los madrileños (ancha es Castilla).

Además, todos estos visitantes se distinguen por mostrar hábitos ajenos y no seguir comportamientos locales:
  • Si llueve, en Asturias no se usa chubasquero (y menos de colorinos). Aquí cuando llueve (orbaye o diluvie), o te pones a techo (tomas un cafetín), usas un paraguas o te mojas (pero sin calarte).
  • En las curvas y lugares poco visibles de la carretera, no se toca el claxon, te arrimas a tu derecha (y a ver sino viene ningún madrileño). Si encuentras vacas en la carretera, te paras y esperas (no se asusta al ganado con un bocinazo).
  • Si no sabes echar sidra, pides que te la echen. Pero ¡nunca! pedirla por vasos,  tomar un culín de varias veces o te mojes el flequillo al escanciarla. El "chirimbolo" tampoco se usa, excepto por los guiris.
  • Es inevitable, el acento delata al astur del oriente, occidente o centro. ¡Y como no! al forastero, pero más allá del acento, al hablar jamás se permiten los diminutivos acabados en "-ito"/"-ico". Por aquí, diminutivos y matices cariñosos siempre terminan en "-ín" o "-ina". Idem del aumentativo, que siempre termina en "-on".
  • ¡En Asturias no existe el césped!, aquí todo lo verde es prao o yerba (la hierba se corresponde al heno o paja del castellano normalizado). La yerba baja es pasto para el ganado y la alta... viesca o monte (bosque) y gracias a la polisemia, "prao" también es solar o finca.
  • Hay una amplia permisividad social y visión del hecho religioso que va desde el ateísmo radical hasta una intensa devoción mariana. En cualquier caso "La Santina" (Virgen de Covadonga) se respeta ¡y punto! Sin embargo existe un extendido y profundo espíritu anticlerical arraigado entre los habitantes de Asturias, sin que esto, milagrosamente, entre en contradicción con lo anterior   ;o)

1 comentario:

Hola!.
Si tienes alguna sugerencia, comentario o pregunta al artículo o el blog y quieres enviarla, agradezco tu aportación e interés.
Trataré de responderla lo antes posible.
Salu2