sábado, 22 de noviembre de 2008

Turismo ferroviario en Asturias


El ferrocarril ha estado ligado al origen del turismo moderno desde su mismo nacimiento en el siglo XIX (sino que se lo digan a Mr. Thomson o Wagon-Lits).
En Asturias su origen posee una fuerte motivación industrial derivada de la implantación de un transporte adecuado para minería y metalurgia. Así, discurren hoy por tierras asturianas caminos de hierro de 2 compañías: FEVE (vía estrecha o métrica=1m.) y RENFE (ancho ibérico=1,668m.). Sólo la primera aporta productos turísticos tematizados para esta comunidad, si bien ambas son transportistas a considerar tanto en la vida diaria como para actividades lúdicas.
La afición ferroviaria es intensa en este rincón de la Península desde su origen en 1847, y existen activos colectivos, revistas y blogs especializados. El creciente interés por el denominada turismo industrial, favorece también ampliar conocimientos sobre este recurso recreativo y cultural. Y destacada es su aportación como alternativa al coche, reduciendo atascos, favoreciendo la movilidad y facilitando el contacto con un paisaje-paisanaje sólo apreciables desde un vagón de tren, que jamás encontrará las horizontales rectas y velocidad de Castilla.

Constituye también un escenario sentimental, donde trayectos e imágenes vinculadas al tren son reconocibles por asturian@s de mi generación: "El Carreño", exprés "Costa Verde", el "Puente Los Fierros", trenes "folixa" y "El Sella", "El Vasco"...
Los trenes turísticos que operan en Asturias son 3: El Transcantábrico (Santiago de Compostela-León-Bilbao), Tren de la Biosfera (Gijón-Laviana), Tren del Bajo Nalón (Oviedo-San Esteban de Pravia). Todas son interesantes alternativas turísticas bien configuradas como producto y centradas en la temporada estival, que van de una estancia en tren de lujo con una semana de duración para la ruta del Transcantábrico, hasta las excursiones de un día (sábado-domingo) que ofrecen las otras propuestas.

También están las Vías Verdes, antiguos trazados ferroviarios y hoy rutas senderistas consolidadas: Senda del Oso (Teverva-Quirós-Proaza), La Camocha-Roces (Gijón), "El Tranqueru" (Carreño), Parque de invierno-Fuso de La Reina (Oviedo), Loredo y Valle de Turón (Mieres). O la recuperación de antiguas estaciones y apeaderos, para usos turísticos: "Aula Didáctica del Prerrománico" (La Cobertoria/Lena- T. 985497608), "Aula del Ferrocarril" (Loredo/Mieres-T. 985450533), "Aula de la Naturaleza" (La Manjoya/Oviedo- T. 985796903), oficinas de turismo... y una cita obligada, el "Museo del Ferrocarril" (Gijón-T. 985308575).
Otra opción es el funicular de Bulnes (Cabrales-T. 985846800) que sin ofrecer paisaje alguno durante su breve y oscuro trayecto, sí permite perderte una preciosa ascensión a pie hasta la aldea de Bulnes.
Lo dicho, hacer turismo ferroviario es una propuesta confidencial que completa, o motiva, una estancia en Asturias.

1 comentario:

Hola!.
Si tienes alguna sugerencia, comentario o pregunta al artículo o el blog y quieres enviarla, agradezco tu aportación e interés.
Trataré de responderla lo antes posible.
Salu2