jueves, 10 de septiembre de 2009

Atractivos turísticos... accidentales


Resulta curioso, cómo los grandes inventos son en ocasiones productos accidentales, fruto de la casualidad.

Se ha invertido mucho en la promoción turística de Asturias. Sin embargo hay acontecimientos casuales e inesperados con más atracción y notablemente más rentables: la visita de un buque-escuela ruso o el Centro Niemeyer en la Ría de Avilés, la exhibición del Día de la FF.AA. en la playa de Gijón, el nacimiento de un pueblo en San Martín del Sella, el tirón de Fernando Alonso por todo el planeta, el romance del trío Paca-Tola-Furaco, la Ascensión al Angliru en el Aramo.. Son autores involuntarios de una potente promoción de Asturias, que han aportado más a nuestro desarrollo turístico que ciertos eventos e importantes inversiones planificadas, decepcionantes o discutibles, como planes y ferias de turismo, exposiciones, fiestas de interés turístico... Mientras que otros reclamos son sencillamente pura leyenda o cíclicas promesas electorales: faros-alojamiento, salidas turísticas con pescadores, pasarelas sobre rías, estaciones náuticas...

Son estos hallazgos, eventos no convencionales, ajenos a planificaciones o políticas turística, sin intencionalidad, cuya enorme repercusión resulta inesperada y supera ninguna previsión. Lo que toca, tras la sorpresa, es saber sumarlos a la oferta, aunque ya se sabe que si funciona "mejor ni tocarlo". Ya estamos expuestos a los riesgos que conlleva una total improvisación y adoptar inventos, que sin el éxito demostrado, nos parecerían ocurrencias o fruto de iluminados sin crédito alguno.

Por eso no parece de recibo someter al bello pueblo de Lastres y sus vecinos a la presión de la ruta del Dr. Mateo: atascos y problemas de aparcamiento, bombardeo de preguntas, banalización del patrimonio cultural... Y que conste que no hay porqué renunciar al recurso, pero sí ponderarlo e integrarlo en el entorno, oferta y planes turísticos. Sino corremos el riesgo de una "planificación por sobresalto", predisponer negativamente o modificar-confundir el topónimo de San Martín del Sella (¡134.000 entradas en google y web propia!).

Yo me quedo con lo que siempre merece una visita a Lastres, probablemente el banco con las mejores vistas de la costa asturiana (por supuesto además de otras 40 razones). Y frente a los muy turísticos y archiconocidos Cudillero, Tazones, Ribadesella o Llanes, con puertos y villas costeras que aún mantienen el sabor y autenticidad de quien sólo se muestra a quien busca con empeño: Viavélez, Puerto de Vega... (menos mal que tengo poc@s lectores).

4 comentarios:

  1. Hola;)
    Soy una seguidora de tu blog; felicidades por tu trabajo! Soy de Cudillero, pero tranquilo, no me ciega la pasión (veo nuestras fortalezas y debilidades). Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas, incluso en que Viavélez aún conserva ese encanto que los demás puertos van perdiendo a medida que se hacen más turísticos. Pero, permíteme que discrepe en algo: muchas de esas actuaciones que consideras casuales, no lo son, están planificadas. Conste que no soy de la SRT ni de la Dirección Regional de Turismo, y que muchas de sus ideas no me gustan, léase la proliferación de museillos que dan risa, por no decir pena. Pero hay cosas que se están haciendo realmente bien. A propósito, ¿no creerás que el doctor Mateo se rueda en Lastres porque sí...?
    Saludos desde Lamuño.

    ResponderEliminar
  2. Hola Elena.
    La verdad es que no tengo una visión patrimonial del blog, por lo que será de quien pase por aquí y desee participar. Me gustaría más que fuese un foro, un punto de reflexión entorno al turismo en Asturias desde una perspectiva critica (para aplaudir o sugerir) ajeno a corrientes oficialistas y donde expresar libremente lo que se calla públicamente.
    Estamos de acuerdo que se ha invertido mucho en promoción en los últimos años (incluso bien) y por supuesto que se planifica (y se cumple, a veces). Pero de los ejemplos que pongo ¿quién lo incluyó en sus planes, quién vislumbró su repercusión?
    Y seguro que con el olvido recibido por Lastres hasta hace bien poco, sí existe un vinculo "casual" con la decisión de rodar allí la serie. No importa, rentabilicemoslo, pero de un modo coherente y sostenible.
    salu2

    ResponderEliminar
  3. Nunca dejaré de felicitarte por tu agudeza e independencia en las opiniones.

    Símplemente quería comentarte una pequeña discrepancia y es sobre el hecho de que Fernando Alonso no atrae visitas; una cosa es que desde aquí lo veamos como un héroe o otra muy distinta es como se interprete desde fuera.

    No elegimos destinos porque algunos deportistas famosos sean de allí. Obviamente que Nadal sea mallorquín o Cristiano Ronaldo sea de Madeira no tienen ninguna influencia a la hora de decidir las vacaciones. Naturalmente que fuera de España Alonso es español y no asturiano.

    ¿Alguien sabe de dónde es Hamilton?

    ¿Quien ganó el último mundial de Fórmula 1? ¿De dónde es? ¿Qué más da?

    ResponderEliminar
  4. @Francisco.
    Vaaaaaaale, admito que Fernando Alonso no atrae visitas de un modo explícito, y no es una herramienta de promoción per se. Aunque el modo en que la afición sigue a su paisano y la simbología empleada: banderas, sidra, fiesta... no la veo en otros deportistas de élite (Hamilton Raikonen, Ronaldo...). No cabe duda que esos mismos elementos constituyen parte de la identidad y singularidad asturiana, exhibida en las campañas de promoción turística de nuestra administración, y a la que la "alonsomanía" contribuye aunque sea de modo "accidental".

    Por otra parte, algún efecto tiene cuando en toda feria turística que se precie la SRT exhibe toda una pléyade de astur-estrellas del mundo deportivo, periodístico, artístico... en la oportuna cena, gala o saráo: ¿visibilidad mediática, efecto prescriptor, captación de mercados?

    ResponderEliminar

Hola!.
Si tienes alguna sugerencia, comentario o pregunta al artículo o el blog y quieres enviarla, agradezco tu aportación e interés.
Trataré de responderla lo antes posible.
Salu2