martes, 3 de octubre de 2017

Viajar con camper en familia y con hijos por Asturias; una aventura cercana



Lo he vivido. ¡Estoy seguro!
Viajar en furgoneta cuando nuestros hijos son pequeños les encanta, nos encanta. Recorrer en familia durante semanas otras regiones y países (Francia, Portugal, Italia, Croacia…), al alcance de una furgo o ac desde Asturias y a bordo de la austera VW Transporter, vivaqueando o en camping, fue una experiencia familiar FANTÁSTICA.
Desde los 4 hasta los 15 años a los críos quedan entusiasmados y se desenvuelven con menos problemas de lo que creemos. No encuentran incomodidades, nada les asusta, hacen fácilmente amigos, les sorprenden nuevas zonas de juego (camping, playa, área recreativa. ..), se las arreglan con otros idiomas, observan con curiosidad… Por no hablar de la intensidad de la convivencia, el refuerzo de lazos, el crecimiento y lo memorable de la experiencia.



Pero eso sí, hemos de estar atentos e incluir visitas o actividades que les motiven y capten su interés, que también será el nuestro. Y en Asturias eso es posible, hay bibliografía interesante, está internet y el sector turístico cada vez está más atento de este público.
Para dormir, incluir algún paso por campings suele dar buen resultado para favorecer el contacto con otros peques y mantenernos en un entorno seguro que permita relajarse a los mayores. A poder ser que tengan piscina, juegos infantiles, actividades de animación o animales… Muy pocos no están a la altura (y señalarlos… no es plan). Pero mis sugerencias están en: San Tirso de Abres, Tapia, Valdés, Sta. Maria del Mar, Arenal de Morís, Sebreño, La Franca, Arenas de Cabrales
Compaginar las pernoctas en “furgoperfectos”, con áreas de servicio de autocaravanas para la vaciado y carga de agua, o bien descubrir lugares para noches mágicas es algo que podemos resolver con la ayuda de información local y “horas de vuelo”.
Y para las visitas que suponen nuevas experiencia para los peques, nada como las que tiene que ver con ANIMALES: Los Caserinos (Villaviciosa), Quintana de Foncalada y museo del Asturcón (Argüero-Villaviciosa), La ruta de Pepín (Sirviella_Onis), osas Paca y Tola (Proaza), granja "La Cuesta de Amalio (Cudillero), Acuario de Gijón, observación de lobos (Belmonte), zoo "La Grandera" (Cangas) e incluso el popular Parque Isabel La Católica (Gijón)... son algunas sugerencias.
El turismo activo, el deporte y la ACCIÓN también son apuestas seguras: Descenso del Sella (Arriondas), parque de aventuras Selva Asturiana (Llanes), el Parque de la Vida con Centro de recuperación de especies (Valdés), el kartódromo de Tapia, las piscinas de agua salada en Tapia y San Esteban...
La oferta MUSEOS es abundante, aunque tener en cuenta a todos los gustos de la familia es poner alto el listón. Casi todos los centros (Bellas Artes, MUJA, Laboral, Botánico, Parque de la Prehistoria, Ferrocarril…) tiene actividades específicos para los peques aunque sólo temporalmente, así que mejor confirmar.
La temática puede ser un hándicap, pero algunos tienen predilección por atender a los más pequeños: Museo de los Títeres (Siero), Ecomuseo Minero Valle de Samuño (Langreo), Museo de La Sidra (Nava), Museo Evaristo Valle (Gijón).
RUTAS senderistas sencillas: Senda del oso en bici (Tuñon-Sto. Adriano), El Camín Encantáu” (Ardisana-Llanes), Ollas del Dobra (Cangas), ruta del Alba (Sobrescobio), Foces del Río Pino (Aller), La Ñora (Gijon)... Aquí tienes el enlace al folleto "Naturaleza y rutas" del Principado para combinar con el itinerario de autocaravanista.
Y en momentos o ÉPOCAS concretas estar atentos a lo que las estaciones ofrecen: Bufones de Pría o Santiuste (Llanes) en marea alta y marejadas, Festival de cometas de Espasa, campeonato de bateo de oro (Navelgas), la berréa de los ciervos en otoño... Los días de mercados semanal o ferias de ganado también son un recurso para captar el interés de los menores.
¿Y si LLUEVE? Saber capear circunstancias adversas es parte del adn de padres y madres. Llover será “posible” durante la estancia en esta parte de España, así que: “al mal tiempo, buena cara”. Además de “redescubrir” los museos cercanos, otras opciones a mano y de interés son: Autocine (Gijón),conocer cuevas prehistóricas (Tito Bustillo, El Pindal), practicar espeleo (Arriondas y Cangas)... Tal vez vivir la furgo o ac y divertirse con juegos de mesa, adivinanzas, o bien aprovechar para hacer ruta hacia nuestra siguiente etapa.
GASTRONOMÍA en acción. Visitar las áreas recreativas para hacer un picnic al aire libre con productos asturianos, probar la sidra dulce (otoño) y las castañas asadas (invierno), las avellanas tostadas en las romerías (verano), recoger frutos rojos del verano en El Malaín.
Pero si se trata de sorprender y hacer especial el homenaje de comer fuera de la autocaravana e incluyendo la visita a un "llagar": Tierra astur (Colloto, Avilés, Gijón), El Llagarón (Naves), Solleiro (Taramundi), Cortina (Villaviciosa) o Casa Trabanco (Lavandera-Gijón) son los más conocidos.
Los bares con merendero alrededor de las ciudades también son populares de primavera a otoño y descubrirlos es un buen motivo para iniciar conversación con la gente local (olvidemos un rato internet).

Con pocos más ingredientes habremos cocinado una vacaciones familiares perfectas recorriendo Asturias. Y para completar el resumen aquí tienes el enlace al mapa de ubicaciones.



Seguir la agenda del eventos turísticos del Principado y las actividades del día en prensa local y oficinas de turismo nos aportan las últimas sugerencias. Ya que el vehículo nos brinda movilidad y autonomía para dormir sin depender de la ubicación, disponibilidad y el coste de un hotel, a la familia rutera que viaja en furgo ;-)


También te puede interesar: "Diseña tu plan de viaje en Asturias"

1 comentario:

  1. estupendo artículo que anima a vivir dicha experiencia con los peques.

    ResponderEliminar

Hola!.
Si tienes alguna sugerencia, comentario o pregunta al artículo o el blog y quieres enviarla, agradezco tu aportación e interés.
Trataré de responderla lo antes posible.
Salu2